Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 20 abril 2010

Llegaba el primer partido tras el consumado descenso de categoría, “conseguido” en las Islas Canarias la semana pasada.

El equipo que nos visitaba en este entrenamiento oficial era el DKV Joventut, otrora un grande, pero que en esta temporada está más perdido que otra cosa.

Me sorprendió la “gran” asistencia de público para ver el partido, pero resulta que el club había invitado a medio Murcia, con lo que prácticamente vinieron los mismo que normalmente han venido, es decir, 3500 personas.

El partido empezó como siempre. Mal juego de los locales y regular de los visitantes, que simplemente se tenían que aprovechar de los fallos de patio de colegio que tenían los murcianos.

El desastre se veía venir con el mal juego murcianico y el primer cuarto se lo llevó el DKV sin grandes aspavientos por nueve puntos de diferencia, 13-22.

En cambio, para sorpresa de todo el mundo, incluidos los jugadores y cuerpo técnico local, el segundo cuarto fue totalmente distinto al primero. El CB Murcia parecía de la NBA, por lo menos. Todo fue gracias a Shammond Williams que empezó a mover al equipo en la dirección correcta, y, sobre todo, de un Moncasi desconocido, sólo en este cuarto anotó 11 puntos, con algún triple.

Además la defensa se aplicó como nunca lo había hecho y fue capaz de dejar en solo nueve puntos a los de Badalona. El tanteo final de este primer tiempo fue de 41-31.

En el segundo tiempo se vio una lucha más igualada. Los murcianos no conseguían poner más distancia en el marcador y la penya no terminaba de acercarse en el mismo. Hasta los dos minutos finales en los que con un arreón final dejaron el marcador a tan solo cuatro puntos de diferencia, 63-59.

El último cuarto iba a ser emocionante y así fue. Tucker fue la figura de este cuarto con sus triples. Y empezó él a igualar el tanteo. En el minuto tres ya estábamos empatados a 66 y así se mantuvo prácticamente todo el cuarto, hasta el 77 a 77.

Aquí fue cuando Tucker dió el empuje definitivo para que la penya se llevara el partido, aunque Williams lo volviera a empatar, con un triple, a 82.

Pero el equipo murciano ya iba con la obligación de encestar sus ataques debido a la efectividad de Tucker y eso hacía que fuera siempre a remolque.

Al final el marcador fue lo más ajustado posible, un solo punto, pero fue a favor de los visitantes, 86-87.

De todas formas se vio un buen partido, a buenas horas mangas verdes, de los murcianicos, y los que asistimos pudimos disfrutar, ¡por fin!, de buen baloncesto.

La pena es que jugadores como Willians no hayan llegado antes. A lo mejor no hubiese servido de nada, pero seguro que todavía estaríamos luchando por salvarnos.

Solo queda disfrutar de los partidos que nos quedan sin tener que pasar los nervios normales de estas jornadas.

Zona de animación.

Las chicas intentando volar en un momento de un baile.

Y las chicas retirándose tras otro baile.

Hasta pronto.

Anuncios

Read Full Post »

Después de haber estado fotografiando por la mañana el nacimiento del río Cuervo, por la tarde tocaba echar fotos a la ciudad de Cuenca. Como yo ya la tengo más que afotada, no le hice muchas, pero alguna si que calló.

Un detalle de unas ventanas del paseo de Ronda.

La casa, en ruinas, del poeta conquense Federico Muelas. Se ha “mantenido” en ruinas debido a las disputas de los herederos. O eso dicen.

Desde la calle Severo Catalina se puede ver el ayuntamiento.

Un detalle de una fuente, o pilón, que hay al lado de la catedral, en la plaza mayor.

Detalle superior de la catedral de estilo gótico-normando, única en el mundo.

Desde hace unos años el colorido preside las fachadas de las casas de la plaza mayor.

Las tiendas y bares, con sus terrazas, se extienden desde la catedral hasta el ayuntamiento.

Alfonso VIII, nuestro salvador del imperio morisco. Bueno no tanto.

Alfonso VIII fue el que volvió a conquistar para los cristianos la ciudad de Cuenca. Cuenta la leyenda que, de acuerdo con un pastor, mataron a todo un rebaño de ovejas para vestirse con sus pieles y pasar al interior de la ciudad como si fueran parte del rebaño. Y así, desde dentro, abrir la puerta de San Juan y conquistar la ciudad.

El actual parador de turismo, edificio que ha tenido multiples usos, entre ellos monasterio o convento, hospital, sala de conciertos, etc.

Detalle de un par de ventanas del lateral de las casas colgadas, edificio emblemático de la ciudad.

Antes de caer la noche, me dio tiempo para sacar un detalle de las casas que hay en la hoz del Huecar.

Después de un descanso en el bar del parador, comenzó la sesión de fotos nocturnas a las casas colgadas y alrededores.

En primer lugar, un plano, más o menos general, de la hoz iluminada, con la iglesia de San Pedro a l izquierda, el edificio del Archivo Municipal (edificio rectangular), antiguo edificio de la inquisición, y el parador a la derecha.

Y para finalizar, tres versiones de las casas colgadas.

Hasta pronto.

Read Full Post »

En la Muela del juicio de San Felipe (pobrecico, los dolores que tiene que sufrir), junto al río Júcar, nace el Cuervo, el río no el pájaro. En sí, en sí, el nacimiento no tiene nada del otro mundo salvo lo curioso que es ver como sale de la roca el agua que luego forma el caudal del río.

En realidad nace porque vemos que sale de la cueva, pero nacer, nacer, lo que se dice nacer, no nace, el agua permanece en una cueva aberronchándose al rocaje vivo, con lo cual ya ha nacido dentro en su interior. ¿Qué cómo llega hasta allí? Y yo que se, teneis unas preguntas más tontas. Os creéis que la gente lo tiene que saber tó y  no es así, mesmamente, vosotros os estáis haciendo la mesma preguntica.

En fin, dejémoslo estar. Una vez que ha nacido y no podemos hacer nada para solucionarlo, el río, con todas sus características, no tiene otra que ir hacia abajo, más que nada por eso de la gravedad. Va cantando feliz entre la rocalla, las orquídeas, pinos y demás arbolejos.

De vez en cuando va formando peligrosas cascadas de 10 cm de altura y otras más pequeñas aún más vertiginosas. Unos cientos de metros más adelante, tras un breve paseo, no se le ocurre al agua que hacer una caída 10 metros. ¡Pero será panoli! anda que no hay caminos más cómodas por donde ir que tiene que caer por una pared formando una cascada en cortina. Con lo peligroso que es eso para su integridad física. Normal que el agua se vaya descomponiendo en finas gotitas, si es que yo solo me descompongo de pensar lo que tiene que estar pasando la pobre agua.

Behind the musgo se encuentra la piedra calcárea o toba que con el agua forman estalactitas y sorprendentes cortinas de agua en el nacimiento del río Cuervo.

Menos mal que el agua es fuerte y poco después se recompone y sigue su curso hasta unirse al Cigüela, y después al Tajo, y más tarde irse a Lisboa y pasar a formar parte del oceano Atlantico. Viviendo feliz para todos los siempres.

Read Full Post »

El domingo tuvimos la pájara de siempre en el tercer cuarto y ya no pudimos remotar el resultado, aunque a punto estuvimos de hacerlo.

La primera parte estuvo muy igualada, el equipo murciano se fue con el marcador a favor de un solo punto, 51-50. Jugando mejor que los valencianos, no lograron marcharse porque los foráneos tuvieron un altísimo porcentaje desde la línea de tres puntos.

Aparte del juego, un lance fortuito hizo que Prestes se lesionara en el tobillo, provocándole una luxación del mismo y una rotura del ligamento exterior, que seguramente le hará que tenga que pasar por el quirófano y, probáblemente, se perderá lo queda de temporada.

Pero esa igualdad se iba a romper en el tercer cuarto. Como siempre los locales no supieron aguantar el leve empuje de los de fuera y empezaron a fallar, lo que les hizo que se colocaran hasta con 15 puntos de desventaja. También hay que decir que en este cuarto los valencianos tuvieron un altísimo acierto de tres puntos, mayor si cabe que en la primera parte.

El último cuarto apenas tuvo historia, salvo un último intento de los murcianos por salvar el partido. Empujando en defensa y con un poco más de acierto en ataque consiguieron rebajar la desventaja a 10 puntos, pero el Pamesa consiguió nivelar las fuerzas y así estuvieron hasta los dos últimos minutos, que un par de triples de los locales hizo que se pensara en la remontada.

Al final todo quedó en un susto para los valencianos y una nueva decepción para la afición murciana, que en apenas unos 2500 espectadores había ido a ver al equipo. Prefirieron estar tomando un aperitivo en la plaza de las Flores. Al final se perdió de cuatro, 92-96.

Zona de animación.

Está visto que este año lo mejor son las cheerleaders. Aquí teneis dos primeros planos.

Hasta pronto.

Read Full Post »