Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Drifting’ Category

La gran sorpresa del domingo fue el drifting. Fui pensando que sería una tontuna de competición y ver que podía sacar fotográficamente hablando del tema, y me encontré con un buen espectáculo de las cuatro ruedas.

El drifting consiste en hacer que el coche vaya contínuamente derrapando y los pilotos tienen que conseguir que el coche vaya enlazando las curvas sin que el coche  tome la línea recta en ningún momento.

Simplemente espectacular.

El drifting empezó en Japón y los americanos, como buenos amantes del espectáculo, lo adoptaron y las mejores competiciones se practican en estos países, aunque poco a poco se va conociendo en Europa, principalmente en Gran Bretaña y Francia. En España se va haciendo hueco poco a poco, aunque ya le van poniendo trabas en sitios como en el circuito de Alcañiz, en el que ya le han vetado el paso para volver a realizar otra prueba. Parece que se han vuelto un tanto pijetes.

Como en todas las competiciones hay una fase clasificatoria que consiste en salir de forma individual y conseguir los máximos puntos posibles para la colocación final. A esta no asistí ya que me pilló comiendo en casita.

Cuando regresé al circuito y me fui colocando para hacer fotillos, pregunté a un paisano, que resultó ser un juez de la competición, que si sabía como iba la competición. Amablemente me lo explicó.

La clasificación se hace de forma individual para no estorbarse unos con otros, y la puntuación se consigue con distintos parámetros.

El coche arranca al principio de la recta y antes de acabarla e iniciar la primera curva ha de entrar ya cruzado. Según si lo consigue, el grado de inclinación y si varía o no la trayectoria, se le valora.

En distintos puntos de las curvas a dar hay unos conos a los cuales se tiene que acercar lo máximo posible (sin tocarlos).

Durante todo el trayecto no puede salirse el coche, si se sale una rueda tiene penalización, y si se salen dos ruedas o más se le da un 0.

Por supuesto, cuando cambia la trayectoria para entrar en otra curva, nunca ha de ir recto el coche, siempre ha se estar cruzado. Como me dijo el juez, el coche ha de cambiar la masa (no tengo ni idea de lo que es eso), para derrapar hacia el otro lado.

Si el coche hace un trompo se le da un 0 a ese recorrido, aunque lo haya hecho perfecto el resto del recorrido.

Esto en cuanto a la calificación. En la carrera hay una ligera variación. No es una carrera como comúnmente se conoce, aquí salen de dos en dos compitiendo en eliminatorias, y se realiza saliendo uno detrás del otro. Se realizan dos tandas o sesiones o carreras, como queráis decirlo, en una sale un coche el primero y en la segunda es el otro el que va en primer lugar.

El que va en segundo lugar tiene que copiar lo que hace el primero y ha de ir lo más pegado al de adelante. Cuanto más pegado vaya más puntos tendrá. Por supuesto, no puede tocarlo ni adelantarlo.

La puntuación es básicamente la misma, pero en las batallas (como realmente se llaman las carreras) parten los dos coches con cinco puntos y conforme hacen el recorrido se le va quitando puntos a uno para ponérselo al otro. Al final de las dos tandas se suman los puntos y según el resultado así pasa uno u otro.

En caso de empate se realiza otra manga y así sucesivamente hasta que uno gane.

Este día había pocos coches, solo nueve, dos amateurs y siete “profesionales”. Aunque se puede dar el caso de que con un coche participen varios conductores, ya que lo mantienen entre ellos, y así ver el mismo coche varias veces pero conducido por cada uno de sus propietarios.

Cuando me coloqué para hacer fotos estuve al lado del fotógrafo (nikonista también) y socio de uno de los equipos, el de Dan Adams, el Oversteer. Este me estuvo contando los problemas que tienen a lo largo del año y que solventan principalmente con dinero propio. Por ejemplo, que tienen unos 180 pares de ruedas en su almacén, teniendo en cuenta el dinero que cuesta cada rueda de este tipo (perfil bajo y rodadura muy ancha) pues os podéis imaginar el gastazo. Y aunque llevan publicidad, al no haber mucha afición, no recaudan lo suficiente para todo el año. Y este “equipo” es puntero, imaginaros uno que empiece.

Primero se celebró la eliminatoria amateur. El ganador se incluyó en las eliminatorias profesionales.

Los cuartos de final no tuvieron mucha historia pues hay mucha diferencia entre los distintos pilotos. Ahora, eso si, en las semifinales hubo pelea de la buena, sobre todo, la que tuvieron el Oversteer contra el Alpes Power, que tuvieron que repetir, por continuos empates, dos veces. Aquí si que hubo calidad. El vencedor de la batalla fue Dan Adams del Oversteer.

En la otra semifinal no hubo tanta disputa aunque si hubo igualdad. En ella participó uno coche particular, de serie, creo que era un M5, aunque no estoy seguro.

El tercer y cuarto puesto entre el Alpes y el coche de serie se lo llevó el primero y de esta forma consiguió el campeonato de España.

La final fue reñida, pero se llevó las dos mangas el coche blanco de AMC sobre el de Oversteer.

Al final hubo reparto de premios (que por cierto no son en metálico, solo son copas) y “escanciado” de champán sobre las azafatas.

Este es el coche del ganador en la categoría amateur. No me quedé con el nombre del piloto.

El que se quedó en cuarto lugar, el BMW de serie. Tampoco se como se llama el piloto, por lo menos tuvo un detalle al saludar a la cámara.

El campeón de España, pero tercero en la prueba de Fortuna, Lluis López.

Dan Adams, conductor del coche que se quedó en segundo lugar.

Y por último, el primero, el ganador del GP de Fortuna de Drifting Series. No se como se llama el piloto, pero fue curioso que mientras todos los pilotos llevaban mono, el ganador iba en vaqueros y camiseta de manga corta.

Esto fue lo que dio de sí la tarde del drifting en el circuito de Fortuna Motor Sport. Lo bueno es que la organización quedó contenta y probablemente repitan el año que viene. Habrá que estar allí, pero con pase de prensa para afotar más de cerca a los coches.

Hasta pronto.

Anuncios

Read Full Post »