Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘La muerte tenía un precio’

Para que no esté tan muerto el blog va a ser cuestión de tirar de fotos y momentos de archivo.

Así estamos en esta excursión al Cabo de Gata que hice con mi familia allá por la primavera de 2010, hace ya una eternidad.

Fuimos como habíamos hecho ya alguna que otra vez, por pasar el día al lado del mar y despejar un poco la mente de la rutina diaria. Vamos, por pasar el rato.

Esta vez, llegamos más temprano que las anteriores veces y pude (si, por que las mujeres no lo hicieron) adentrarme más al interior del parque natural y así ver un poquito más del maravilloso paisaje que allí hay.

Bajamos (mi hijo y yo) a la cala que está casi debajo del faro. Tuvimos que atravesar rocas, esperar a que las olas no nos mojasen, todo para hacer unas fotillos al lado del mar.

Veíamos rocas a las que los paisanos de la zona han puesto nombre conforme a lo que parecen, como el dragón de la foto de abajo, que parece estar acostado con el agua acariciándolo suavemente.

Como podeis ver también me gustaron estos picos que sobresalían del agua. Los paisanos también les habían puesto nombre, pero ahora mismo no lo recuerdo. Hace tanto tiempo ya…

Continuamos el paseo hacia el interior, hasta un punto en el que se veía una protuberancia emerger del agua. Os podeis imaginar el nombre que tenía. Lastima que no llevaba un zoom más apropiado para que así lo pudierais ver mejor.

Ya de vuelta en el aparcamiento nos informaron de un par de sitios al que poder acercarnos.

De camino a una torre de vigilancia nos paramos en una iglesia abandonada en el pueblo de La Almadraba a la que me apeteció hacerle unas foticos.

Cerca del pueblo de Cabo de Gata se encontraba una de las torres de vigía, que pertenecía o perteneció a la Benemérita. Y un poco más allá, en dirección a Almería se encuentra otra torre de vigilancia contra los piratas que rondaban en épocas anteriores. Ahora se podrían utilizar para divisar pateras. Por lo menos no estarían inutilizadas, je, je.

Por último, después de disfrutar de las playas de Almería, nos dirigimos al pueblo de Los Albaricoques. Un pueblecito muy pequeño pero que tiene la particularidad de que en este lugar se realizó el spagueti-western “La muerte tenía un precio” de Sergio Leone y que protagonizó un jovencito Clint Eastwood, junto a Lee Van Cleef.

El pueblo te recibe con una estatua de un pistolero de unos 10 metros de altura y con la frase a sus pies “Bienvenidos a Los Albaricoques, es de cine”. El pueblo fue Aguas Calientes en la película y han montado un recorrido con fotos en los distintos lugares donde se filmó, la entrada al pueblo, el lugar donde se hizo el duelo, etc. Además han cambiado el nombre a la calles y les han puesto los nombre de los distintos actores, directores, y participantes en la película. Así puedes pasear por la calle Lee Van Cleef, o por la de Ennio Morricone, o como la de la foto, la calle Clint Eastwood.

Además los cartelicos de las calles los han hecho como si fueran del lejano oeste. Otra curiosidad.

Esto es lo que dio de si la excursión.

Hasta pronto.

Anuncios

Read Full Post »