Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Salida de un día’

_DSC3162

_DSC3168

_DSC3157

Cartagena (y los alrededores) está plagada de pequeñas, y no tan pequeñas, fortificaciones militares defensivas, principalmente del siglo XIX y muy pocas de épocas anteriores, estas muy deterioradas.

Hace un tiempo nos acercamos a la ciudad y vimos el fuerte de Navidad, el único fuerte o fortificación que está restaurado en su totalidad. Tampoco necesitaba mucho para ser restaurado, pues es uno de los más pequeños de la zona. De todas formas no nos quejemos mucho que por algún sitio se empieza.

_DSC3171

_DSC3179

_DSC3180

Lo que se ha hecho es reconstruir la vieja batería de Navidad, del siglo XVII, y así poder ver como eran las defensas de la bocana del puerto en aquella época. No era la única que defendía el puerto, justo enfrente hay varias (baterías de San Isidoro y Santa Florentina, y las baterías de Santa Ana Complementaria y Acasamatada), estas si que están en ruinas de diversa consideración, que se complementaban.

_DSC3188

_DSC3192

_DSC3198

Justo encima de la batería se encuentra la Torre de Navidad del siglo XVI, prácticamente en ruina total, apenas quedan en pie cuatro piedras de sus muros.

Durante la “Revolución Cantonal” se llamaba Juan Bravo y tenía dos cañones del 16, y estuvo en uso hasta mediados del siglo XX, época en la llegó a tener 8 cañones de 9 cm. A partir de 1941 pasó a estar en desuso y poco a poco a arruinarse hasta que en un plan turístico de la ciudad de Cartagena se reconstruyó y paso a convertirse en el Centro de Interpretación de la Arquitectura Defensiva Mediterránea.

_DSC3199

_DSC3201

Cuando acabamos de ver el Fuerte nos fuimos a la costa de enfrente para ver si podíamos pasar a ver las dos baterías de Santa Ana, pero estaban cerradas y nos quedamos con las ganas. Otra vez será. Con las mismas terminamos de pasar el día por Cartagena y de allí a casita.

Hasta pronto.

Anuncios

Read Full Post »

Desde Motilla del Palancar hacia Madrid o desde la capital del reino antes de llegar a Motilla, por la antigua nacional 3, sale el desvío hacia Alarcón.

Poco antes de llegar se vislumbran varias torres, pero es cuando estás encima donde te das cuenta de lo espectacular del lugar, del castillo y donde está situado el pueblecito de Alarcón.

Antes de entrar ya se ha habilitado un pequeño mirador en el que se puede ver como el río Júcar rodea casi por completo a la villa, y se ven varias de las torres defensivas, parte de la muralla que rodea el pueblo, y el castillo.

La villa está en la provincia de Cuenca, por si todavía no os habíais situado, y dicen que fue fundada por el rey visigodo Alarico II. Ayer, como quien dice. Aunque posee vestigios de asentamientos íberos y romanos.

Pero fue en el siglo XII cuando e pueblo empezó a tomar importancia cuando Alfonso VIII  conquistó la fortaleza de Alarkum (significa, precisamente, la fortaleza; en cambio, el apellido español Alarcón significa nombre real de inteligencia y de buen corazón) a los musulmanes.

En la época de los musulmanes el castillo perteneció al Califato de Córdoba, y cuando desapareció este, pasó a pertenecer al de Toledo.

Desde que fue conquistado hasta nuestros tiempos, el castillo ha pasado por varios propietarios. Tras la conquista, se le concedió un fuero propio y paso a ser propiedad de la Orden de Santiago, para, en el siglo XIV, recibirlo el Infante Don Juan Manuel de manos del rey Fernando IV. Un siglo después se puso en manos de Don Juan Pacheco, Marqués de Villena.

Tras un período de abandono, en el XVIII, era posesión del Marqués de Aguilar. En 1963 estaba en manos de un particular de La Almarcha, Rafael Álvarez Torrijos Torres, y el gobierno de Franco decidió expropiarlo para convertirlo en el Parador Nacional “Marqués de Villena”

Me imagino que para poder visitar el castillo has de hospedarte en el parador o pedir permiso para acceder las habitaciones. Nosotros pasamos al salón a tomar una cervecilla, en lo que debieron ser las caballerizas o el puesto de guardia de aquel entonces.

Tras comer en un restaurante del pueblo, paseamos, con una solana de narices, por sus callejuelas, sin ver a ningún paisano, que debían estar durmiendo la siesta o viendo la telenovela o ambas cosas.

El pueblo o villa (título que posee desde tiempo inmemorial) es coqueto, no da para mucho debido al lugar donde está.

Aún así, a pesar de los menos de 200 habitantes, posee cuatro iglesias, en una de las cuales (la de San Juan Bautista) están las pinturas murales de Jesús Mateo protegidas por la UNESCO, que son lo más destacado del pueblo, además del castillo, por supuesto, y del ayuntamiento.

Esto fue todo lo que dio la visita a esta pequeña localidad conquense. Eso si, si uno quiere pasar un par de días, también puede darse una vuelta por los alrededores, por los caminitos que rodean las murallas del pueblo y pasear por la ribera del Júcar y desestresarse por completo en este tranquilo lugar.

Hasta pronto.

Read Full Post »

La NASA nos ha deleitado, en estas fechas tan señaladas de la Navidad, con la exposición de varios objetos (más de 300) sobre los distintos viajes que han realizado durante los últimos 50 años.

Muchos de los objetos son originales, sobre todo, comida y trajes, pero otros son maquetas (los menos), de naves (totales o parciales) y cuadros de mandos.

Maqueta a tamaño real del Sputnik

La exposición te va llevando por un recorrido en el tiempo de lo que fue la NASA hasta nuestros días. Comienza pasando por una réplica del puente que conecta las naves con el ascensor. Esta te adentra en lo que sería el inicio, la ciencia ficción. Julio Verne, H. G. Wells y otros escritores y pintores, desde donde los modernos pensadores fueron fijándose en diseños y otras cosas para ir concibiendo la astronáutica moderna. Bueno esto suena un tanto fastuoso, que se fijaran en dibujos, y que de ahí saliera lo que conocemos es un tanto exagerado. Sin embargo si se fijaron en detalles que luego  resultaron clave para la evolución de la cohetería y astronáutica, como diseños de los cohetes que salían en películas de Fritz Lang o en los libros de Verne y que resultaron ser muy parecidos a los primeros cohetes militares, las V-2 de los nazis.

Foto de la foto de la perrita Laika en su cubículo espacial.

La siguiente sala habla de dónde empezó todo esto. De la NACA que fue un comité sobre la aeronáutica, creado en 1915 y desaparecida en el 58, justo cuando se creó la NASA. En realidad la NACA y la NASA convivieron en el tiempo durante un par de meses, agosto y septiembre.

Ya a partir de la segunda sala se empieza a hablar de la carrera espacial, de la “batalla” espacial entre rusos y américanos, de la conquista del espacio. Del lanzamiento de la perra Laika (por parte de los rusos) y del chimpancé Ham (por los Estados Unidos)

Gagarin fue el primer hombre enviado al espacio, frente a Shephard que fue el primer estadounidense en salir al espacio, aunque los rusos nombraron ese viaje como el “salto de la pulga” por lo corto y pequeño que fue. Eso si, Gagarin viajo con todos los automatismos posibles, mientra que Shephard podía controlar ciertos mandos de su pequeña nave.

En la exposición se podían ver objetos reales como este traje, que podía pesar, con todos sus apechusques, un poco más de 80 kilos.

O vehículos lunares rusos, el Lunokhod (como el de la foto), que nunca se llegó a utilizar debido a que los rusos no llegaron a la luna. Mejor dicho nunca fue pilotado por ninguna persona, pero si pisaron la luna en dos ocasiones, en el 70 y en el 73. Sin embargo este invento si que le dieron muy buena utilidad en el desastre nuclear de Chernobil, ya que su ligereza hacía que pudiera pasear por los tejados de la central nuclear y así retirar los escombros del desastre.

El que si fue bastante operativo fue el rover de los americanos. Lo utilizaron en varios alunizajes. Gracias a esto me enteré (ignorante de mi) que los americanos habían alunizado varias veces, yo pensaba que solo lo habían hecho en el 69. De todas formas hay varias opiniones sobre estos casos, de si realmente alunizaron o eran montajes, yo aquí ni entro ni salgo en ese tema.

Cuadro de mandos de alguna de las naves que utilizaron los americanos.

Los viajes espaciales han sido, hasta hace apenas 20 años, “cosa de hombres”. Las mujeres en la NASA, para los que no tenemos una edad muy alta, empezamos a verlas a subirse en cohetes en la época de los trasbordadores espaciales. Pero ellas lo intentaron hace ya mucho tiempo, a finales de los 50. Fue un grupo de 13 mujeres que se incorporaron al Proyecto Mercury 13. Realizaron las pruebas para ser astronautas (el proyecto no fue nunca parte de ningún programa de la NASA) y las pasaron, pero fueron rechazadas por ser mujeres. Incluso varios astronautas declararon que no podía haber mujeres astronautas, porque así lo decía la NASA.

Por suerte, eso ha cambiado y ahora las mujeres son parte del personal activo de los viajes e incluso han sido comandantes de las naves.

En la Unión Sovietica no tuvieron problemas para que las mujeres fueran protagonistas en estos menesteres y en el 63 fue enviada al espacio Valentina Tereshkova. La primera mujer americana que salió al espacio fue Sally Ride en 1983.

Reproducción a tamaño real de la nave del proyecto Mercury 7.

El primer proyecto tripulado de la agencia espacial para la conquista del espacio fue llamado Mercury 7. El número se debió a que el equipo de astronautas que estaba en el proyecto fue de siete.

Fueron los primeros astronautas americanos que salieron al espacio, en concreto, fue Alan Shephard (en mayo del 61) el primero en salir al espacio, y John Glenn (en febrero del 62) el primero en dar una vuelta orbital a la tierra. Cuando esto ocurrió, los rusos ya llevaban 48 viajes orbitales a la tierra.

Se puede ver lo estrecho de la nave.

La nave del proyecto era tan pequeña que se dijo de ella que “en lugar de llevar la nave un astronauta, era el astronauta el que llevaba a la nave”

Del proyecto Mercury se pasó al Gemini, y de este al más famoso, el proyecto Apollo, que tenía la intención de llevar al ser humano a la luna.

El proyecto Apollo se sirvió de los cohetes Saturno para lograr el objetivo. Estos cohetes medían 110 metros de altura y estaba dividido en módulos que se iban separando conforme dejaban de ser útiles para la misión. Al final se quedaba solo el módulo de mando Apollo y el módulo lunar.

Fue en el Apollo XI en el que se pisó por primera vez la luna. El famoso “es un pequeño paso para el hombre, pero un gran paso para la humanidad” fue pronunciado por Neill Armstrong cuando descendió del módulo lunar para pisar por primera vez la luna.

Cápsulas de oxígeno que fallaron y que crearon los tripulantes para sobrevivir en el Apollo XIII.

En el viaje del Apollo XIII también se pronunció una famosa frase: “Houston, tenemos un problema”. Un fallo en las cápsulas de oxígeno hizo truncar el alunizaje y gracias al invento de los tripulantes se pudieron salvar las vidas de los mismos.

En el Apollo XVII viajó por primera vez un astronauta que no era militar, el geólogo Harrison Schmitt.

En total, seis de las misiones acabaron en la luna y solo una, la 13, acabó en semifallo.

Cuando se terminó la guerra fría, comenzó la cooperación ruso-americana y también con la ESA, la Agencia Espacial Europea. Fue cuando se empezó la era de los transbordares y el de la estación espacial internacional. Por desgracia, también han llegado las misiones más desgraciadas, con dos desastres, uno nada más despegar y otro cuando hacían la reentrada en la atmósfera, pereciendo todos los tripulantes de ambos transbordadores.

Réplica de la cabina de uno de los transbordadores. Casi como un avión.

Desde uno de los transbordadores se puso en orbita el telescopio Hubble, telescopio desde el que se han descubierto una gran cantidad de nebulosas, estrellas, galaxias, etc. Ha conseguido una cantidad tremenda de información y de fotografías. Como todo, también tiene caducidad y en el 2013 está programada su entrada en la atmósfera y su desintegración en ella.

Réplica del telescopio Hubble.

Ahora, con toda la tecnología a nuestro alcance, no podemos imaginar ningún viaje al espacio sin potentes ordenadores, calculadoras y demás aparatos necesarios para cualquier travesía por nuestro cielo. Sin embargo, al principio no hubo ni chips, ni ordenadores, ni nada parecido. Los cálculos se hacían a mano, con bolígrafo y papel, como quien dice. La regla de la foto hizo de primera calculadora, con ella se sumaba, restaba, dividía, o multiplicaba, para hallar los desplazamientos u otras maniobras. Sorprendente, ¿verdad?

El primer ordenador de a bordo no llegaba a 30 kb, lo que ahora ocupa un trabajo de una página de Word. Poco a poco se fue instalando la tecnología en los cohetes y transbordadores hasta lo que conocemos hoy.

Distintos aparatos "prehistóricos" de las distintas naves.

Cosas tan sencillas, como comer o andar son un problema en el espacio, y normalmente, nadie de la “plebe” se para a pensar en ellas. Pero, ¿cómo cagan o mean los astronautas? bueno saber, sabemos como lo hacen, la pregunta sería ¿dónde hacen sus necesidades? Pues hasta los años 70 llevaban pañales, como los bebés, y a partir de las salidas para montar el laboratorio Skylab (laboratorio previo a la estación espacial internacional). En el Skylab se montó el primer baño, eso si, alicatado hasta el techo. Lo único que no tenía era bidé. Podeis ver en la foto como era el primer baño espacial. Lo que no se es lo que utilizarían para fijarse a el, debido a la ausencia de gravedad. Junto al baño está la primera “mochila” con propulsores para poder dar paseos por el exterior y no perderse en la inmensidad del espacio.

La evolución de las naves y cohetes, siempre a escala, los podeis ver en esta foto. El que está más a la izquierda es el V-2 nazi que bombardeó Londres al final de la segunda guerra mundial. Los tres siguientes también fueron cohetes con fines militares, lo que serían los misiles nucleares de la guerra fría. Uno de estos, el más grande, se reconvirtió en cohete tripulado para salir al espacio. Los tres de la derecha, o últimos, son exclusivamente naves espaciales. El más grande es el cohete Saturno V de las misiones Apollo y el último es el más reconocible, por lo más cercano en el tiempo, es uno de los transbordadores.

Pero para llegar a todo esto, poder pisar la Luna o poder llegar a Marte, tuvo que existir alguna o varias personas que idearan y consiguieran cuadrar fórmulas y así conseguir volar al espacio.

Los padres o creadores de la cohetería o astronáutica fueron Konstantin Tsiolkovsky, Robert Goddard y Hermann Oberth. Wernerh von Braun y Sergei Korolev recogieron los datos y teorías, los mejoraron y los trasladaron a la práctica. Estos dos últimos fueron los arquitectos de las carreras espaciales de los americanos y rusos, respectivamente.

Pero leyendo por internet, hay un científico olvidado por la exposición, pero que para von Braun es el verdadero padre de la astronáutica moderna, es el peruano Pedro Paulet. Este fue el inventor de la propulsión a chorro, invento que utilizan los cohetes modernos. Lo curioso es que este invento lo llevó a cabo fijándose en el desplazamiento del calamar.

Hasta aquí lo que dio de si la visita a “La aventura del espacio”. Espero no haberos demasiado con tanta palabrería.

Hasta pronto.

Read Full Post »

Merceditos

Estas navidades, como otras muchas, me acerqué a Madrid para ver alguna exposición, ver las luces navideñas o simplemente pasear.

Una de las cosas o exposiciones a las que quería acercarme era la de los superdeportivos que está instalada en IFEMA. Unos cincuenta coches de alga gama de deportivos. Ferrari, Lamborghini, Aston Martin, Mercedes, Porsche, etc. Todos vehículos que no están a mi alcance ni al del 95% de la población, pero que llaman mucho la atención y son el deseo de muchos.

Como no hay mucho más que explicar sobre ellos, simplemente os pongo algunas de las fotos que hice.

El único BMW de la expo

El primero de los muchos Ferrari de la exposición, pero uno de los dos que no eran rojos.

Un Maserati, como podeis ver.

Otro Ferrari

¡Anda!, si es un Ferrari.

Una paranoia con el culo de un Ferrari.

Otro lindo culito.

El ilustre español, el Pegaso

El gran trasero del Fornasari.

Mi favorito, el Testarrosa.

Otra perspectiva del Testarrosa.

Por último, un gremlin, digo, un Plymouth.

Hasta pronto.

Read Full Post »

Cut-out del canelobre para que se pueda distinguir del fondo.

Muy cerca de Alicante, a unos 20 kilómetros hacia el interior, encontramos la Cueva de Canelobre (o del candelabro, en castellano) Está en el término municipal de Busot (Alicante), en la sierra del Cabezo de Oro a unos 3 kilómetros de la localidad, y a unos 600 metros sobre el nivel del mar.

Para acceder a ella hemos de subir por una carretera bien asfaltada, pero con una fuerte pendiente. Y una vez aparcado el coche nos introduciremos en ella a través de un túnel construido por el hombre de unos 150 metros de largo y a una cierta distancia de la entrada original, encontrada esta por los árabes allá por el 740, que actualmente está cerrada al público por motivos de seguridad.

La cueva fue “excavada” a lo largo de 7 millones de años por el agua en la roca caliza. La temperatura en el interior de la cueva siempre es la misma, 18º, y la humedad es del 90%. Dentro de la cueva está la cavidad más grande de una cueva en España, 100 metros de altura, aunque más bien es de longitud, ya que la cavidad es diagonal. Este tamaño hace que la cavidad tenga más de 80000 metros cúbicos.

Foto de la cúpula hecha con 20 originales

En la piedra se puede ver uno de los defectos ocasionados durante la guerra civil.

Además hay un par de salas más que son exclusivamente para personal especializado a las que se accede a través de cientos de metros de pasadizos y de una caída libre de 60 metros. Los expertos que las han visitado dicen que son aún más impresionantes que la primera. A estas cavidades solo se pueden acceder en verano ya que en invierno hay muchas torrentes de agua y manantiales que hacen muy difícil el transito a ellas.

Como en todas las cuevas hay estalactitas y estalagmitas, y formaciones rocosas que forman figuras, y  en las que la imaginación del hombre les pone nombres: el candelabro, el casco, la sagrada familia, el dragón, etc.

La cabeza del dragón.

Todas las cuevas han servido para muchas cosas o situaciones y esta no se ha librado. En la guerra civil fue empleada por el ejército republicano como refugio de sus tropas y como taller de reparaciones y fábrica de aviones. Cosa curiosa esta última, pues la cueva está en un monte sin nada llano en su salida ni alrededores. Los republicanos tenían que sacar las piezas, bajarlas del monte en burro y allí montarlas para convertirlas en un avión.

Fue en esos años cuando el ejército republicano realizó la entrada actual, construyó tres plataformas metálicas para la construcción de los motores del avión Polikarpov I-16 tipo 5 y 6, conocido como “Mosca”.

Lo malo es que para realizar todo ello tuvieron que dinamitar gran parte de la cúpula, perdiéndose una gran parte de estalactitas y estalagmitas. Aún hoy se pueden ver los efectos de esos trabajos en algunas paredes de la cueva.

En la actualidad es empleada para que sea visitada por el público y para esporádicos conciertos de música. Y una cosa que se tuvo que variar en la cueva fue su iluminación. En principio era blanca, pero ese tipo de luz y el calor que despedía hacían que crecieran pequeñas plantas, por lo que se cambió a una iluminación de colores, más fría, y que varía cada pocos segundos para que así se mantenga la piedra lo más original posible.

La sagrada familia.

El casco. Unos dicen que es un casco romano, a mi me parece un casco alemán de la segunda guerra mundial.

El totem.

Los montes al atardecer que se ven desde la entrada a la cueva.

Es…, es…, es…, esto ha sido todo.

Hasta pronto.

Read Full Post »

Visitica que hicimos a Cartagena y en especial al teatro romano y a uno de los restaurantes de la ciudad. Antes de empezar con la historia del mismo os muestro dos fotos panorámicas del teatro, la de arriba formada con ocho fotos y la de abajo con 33.

El teatro es uno de los más grandes de España. Se descubrió por casualidad, al derribar un edificio, la casa-palacio Peralta, en 1987, como quien dice anteayer, cuando se quería construir el centro regional de la cerámica. A partir de ese momento también se derribaron casas colindantes para así terminar de recuperar la maravilla.

Estuvo tanto tiempo desaparecido debido a que está en una zona muy habitada desde hace mucho tiempo y hasta que se dio la casualidad y salió a la luz.

El teatro se construyó en el siglo I AC, utilizando materiales de la zona, tenía capacidad para 6000 espectadores y tuvo una vida relativamente corta, pues a finales del siglo II DC se abandonó su uso y en el siglo V empezaron a construir sobre sus restos un mercado, para un siglo después construir viviendas sobre este. Esto ocurrió ya en el dominio bizantino. Apoyada en uno de sus laterales está la vieja Catedral de Cartagena, también en ruinas desde el bombardeo que sufrió Cartagena en la guerra civil.

Solo pongo la historia, si alguien quiere más detalles técnicos de construcción del mismo, en internet tiene acceso a multitud de datos.

Esto es todo lo que dio la visitica.

Hasta pronto.

Read Full Post »

Para que no esté tan muerto el blog va a ser cuestión de tirar de fotos y momentos de archivo.

Así estamos en esta excursión al Cabo de Gata que hice con mi familia allá por la primavera de 2010, hace ya una eternidad.

Fuimos como habíamos hecho ya alguna que otra vez, por pasar el día al lado del mar y despejar un poco la mente de la rutina diaria. Vamos, por pasar el rato.

Esta vez, llegamos más temprano que las anteriores veces y pude (si, por que las mujeres no lo hicieron) adentrarme más al interior del parque natural y así ver un poquito más del maravilloso paisaje que allí hay.

Bajamos (mi hijo y yo) a la cala que está casi debajo del faro. Tuvimos que atravesar rocas, esperar a que las olas no nos mojasen, todo para hacer unas fotillos al lado del mar.

Veíamos rocas a las que los paisanos de la zona han puesto nombre conforme a lo que parecen, como el dragón de la foto de abajo, que parece estar acostado con el agua acariciándolo suavemente.

Como podeis ver también me gustaron estos picos que sobresalían del agua. Los paisanos también les habían puesto nombre, pero ahora mismo no lo recuerdo. Hace tanto tiempo ya…

Continuamos el paseo hacia el interior, hasta un punto en el que se veía una protuberancia emerger del agua. Os podeis imaginar el nombre que tenía. Lastima que no llevaba un zoom más apropiado para que así lo pudierais ver mejor.

Ya de vuelta en el aparcamiento nos informaron de un par de sitios al que poder acercarnos.

De camino a una torre de vigilancia nos paramos en una iglesia abandonada en el pueblo de La Almadraba a la que me apeteció hacerle unas foticos.

Cerca del pueblo de Cabo de Gata se encontraba una de las torres de vigía, que pertenecía o perteneció a la Benemérita. Y un poco más allá, en dirección a Almería se encuentra otra torre de vigilancia contra los piratas que rondaban en épocas anteriores. Ahora se podrían utilizar para divisar pateras. Por lo menos no estarían inutilizadas, je, je.

Por último, después de disfrutar de las playas de Almería, nos dirigimos al pueblo de Los Albaricoques. Un pueblecito muy pequeño pero que tiene la particularidad de que en este lugar se realizó el spagueti-western “La muerte tenía un precio” de Sergio Leone y que protagonizó un jovencito Clint Eastwood, junto a Lee Van Cleef.

El pueblo te recibe con una estatua de un pistolero de unos 10 metros de altura y con la frase a sus pies “Bienvenidos a Los Albaricoques, es de cine”. El pueblo fue Aguas Calientes en la película y han montado un recorrido con fotos en los distintos lugares donde se filmó, la entrada al pueblo, el lugar donde se hizo el duelo, etc. Además han cambiado el nombre a la calles y les han puesto los nombre de los distintos actores, directores, y participantes en la película. Así puedes pasear por la calle Lee Van Cleef, o por la de Ennio Morricone, o como la de la foto, la calle Clint Eastwood.

Además los cartelicos de las calles los han hecho como si fueran del lejano oeste. Otra curiosidad.

Esto es lo que dio de si la excursión.

Hasta pronto.

Read Full Post »

Older Posts »